Al navegar por nuestra página está aceptando nuestra política de cookies.  
Te llamamos GRATIS
Acepto todos los tratamientos de datos estipulados en la política de privacidad

Seguro de Protección Jurídica
para Autónomos y Empresas Adeslas

ADESLAS

ADESLAS PROTECCIÓN JURÍDICA PARA EMPRESAS

Desde 5,75 /mes

Para autónomos y empresas

Contratación sencilla

Máximas coberturas

Seguro de Protección jurídica Adeslas

El seguro de protección jurídica de Adeslas, se divide en dos modalidades: Adeslas Protección Jurídica Autónomos y Empresas y Adeslas Protección Jurídica Particulares.

Adeslas Protección Jurídica Autónomos y Empresas es un seguro destinado a asesorar y defender las necesidades y derechos legales del asegurado. Para aquellos clientes que desarrollan una actividad mercantil ofrece las coberturas adecuadas y oportunas que éstos pueden necesitar en su vida profesional, ya sean profesionales autónomos o empresas.

CARACTERISTICAS GENERALES

ADESLAS PROTECCIÓN JURÍDICA Autónomos y Empresas garantiza la protección de los intereses del asegurado en el ámbito de la actividad económica que desarrolla, asumiendo:

• Prestación de servicios:
Adeslas asume la prestación de servicios de asistencia judicial y extrajudicial, así como realizar las gestiones amistosas y extrajudiciales de reclamación o defensa de los derechos protegidos.

• Compensación de gastos:
Si el asegurado interviene en un procedimiento administrativo, judicial o arbitral, Adeslas se hace cargo de los siguientes gastos: · Las tasas y costas judiciales derivadas de la tramitación de los procedimientos garantizados. · Los honorarios de abogado en cualquier procedimiento garantizado. · Los derechos arancelarios de procurador en los procedimientos en que su intervención sea legalmente obligatoria.

COBERTURAS DEL SEGURO DE PROTECCIÓN JURÍDICA ADESLAS

Existen dos tipos de seguro de protección jurídica, el Básico y el Completo. El primero de ellos tiene las siguientes coberturas:

  • Defensa Penal, garantizando la defensa penal del asegurado contra delitos o faltas cometidos por imprudencia, impericia o negligencia como consecuencia de la actividad que desarrolla, mediante:
    • La disposición de un abogado para que le asista e informe de sus derechos.
    • La constitución de fianzas para garantizar su libertad provisional.
    • El depósito de la fianza para hacer frente a las costas de orden penal.
  • Reclamación de daños, garantizando la defensa de los intereses del asegurado ante la necesidad de reclamar a un tercero responsable por los daños y perjuicios que haya sufrido en el ejercicio de su actividad, por daños materiales al local, daños corporales a su persona o daños materiales a sus bienes muebles, entre otros.
  • Derechos relativos al local, protegiendo los intereses del asegurado en relación con el local en el que ejerza su actividad (como inquilino, propietario o usufructuario), tales como los conflictos derivados del contrato de alquiler, la defensa de sus intereses frente a la Comunidad de Propietarios o el incumplimiento de obras, entre otros.
  • Asistencia jurídica telefónica, prestando un asesoramiento legal telefónico sobre todas aquellas cuestiones jurídicas en que se requiera del consejo de un abogado.
  • Defensa ante la Administración Pública por infracciones a la normativa de aperturas, horarios o ruidos, entre otros, por importe superior a 600€ o que represente el cese de la actividad.
  • Protección jurídica de los asalariados, comprendiendo la defensa penal de los asalariados en procesos por imprudencia, impericia o negligencia relacionada por la actividad asegurada.
  • Defensa suplementaria de la responsabilidad civil, garantizando la defensa de la responsabilidad civil del asegurado y sus asalariados por el siniestro en el caso de ocasionarse daños a terceros por imprudencia, impericia o negligencia.
  • Reclamación por incumplimiento de contrato de servicios o suministros, garantizando la reclamación por incumplimiento de contratos de arrendamiento de servicios concertados en el desarrollo de la actividad, tales como ante profesionales titulados, viajes de negocio y hostelería, vigilancia y seguridad, limpieza y jardinería, transporte y mensajería o servicios informáticos, etc.
  • Reclamación extrajudicial de facturas impagadas, cubriendo la reclamación amistosa de aquellas facturas emitidas y giradas a alguno de sus clientes.

En el caso del seguro de Protección Jurídica Autónomos y Empresas Completo, se incluyen todas las coberturas del básico además de las siguientes:

  • Para autónomos y empresas:
    • Defensa ante la inspección de trabajo.
    • Defensa fiscal.

  • Solo para autónomos
    • Defensa de derechos laborales del trabajador económicamente dependiente.
    • Reclamación de prestaciones sociales del autónomo.
    • Defensa y reclamación en casos de robo de identidad de Internet.

  • Solo para empresas
    • Defensa en contratos laborales: defensa de los intereses de la empresa en relación directa a un conflicto con alguno de sus empleados.

¿POR QUÉ ELEGIR EL SEGURO ADESLAS PROTECCIÓN JURÍDICA EMPRESAS

Con Adeslas Protección Jurídica Autónomos y Empresas se adapta al cliente según al segmento al que éste pertenezca (particular, autónomo o empresas de hasta 400 trabajadores), modulando las coberturas a sus necesidades.
Es un seguro de sencilla contratación, sin apenas variables de suscripción, ya que solamente se solicita el número de trabajadores y la actividad que se desarrolla, sin tener en cuenta la facturación del negocio

Además el seguro de protección jurídica de Adeslas cuenta con más Ventajas:

  • Es un seguro que proporciona tranquilidad puesto que se pone en manos de profesionales especialistas en los problemas que pueden sobrevenir de la actividad empresarial.
  • No existe en el mercado ningún producto que agrupe en un solo producto todas las coberturas que ofrece Adeslas Protección Jurídica. Sus coberturas se han elegido pensando en su aplicabilidad para el cliente.
  • No hace falta que sobrevenga un siniestro para hacer uso de la póliza, pudiéndose solicitar asesoramiento desde el primer día.
  • No solo se cubre al asegurado, sino también a sus asalariados.
  • Tasas obligatorias incluidas en el seguro.
  • Sin suscripción, sólo se solicita el número de trabajadores y la actividad.


Tu familia merece
la mejor Sanidad
desde
14,50€ /mes

PREGUNTAS FRECUENTES SEGURO DE PROTECCIÓN JURÍDICA

• ¿Qué es y para qué sirve un seguro de protección jurídica?

Son seguros destinados para aquellos autónomos o aquellas empresas que quieran disponer de la tranquilidad que supone tener una protección jurídica para su negocio y sus asalariados (si los hubiere), en aquellas cuestiones jurídicas relacionadas con la actividad económica que realicen.

• ¿Por qué contratar un seguro de protección jurídica?

Con un seguro de protección jurídica te sentirás tranquilo/a ante cualquier situación jurídica que te pudiera afectar a ti o a tu negocio. Además, tendrás un equipo de asesoramiento, exista un procedimiento jurídico o no, es decir, podrás realizar cualquier consulta sobre cualquier tema jurídico que te interese, sea cual sea la razón.

• ¿Cuáles son las diferencias entre el seguro de protección jurídica particulares básico y el completo?

La modalidad completa tiene más coberturas que la básica, como la defensa fiscal, ante la inspección de trabajo, ante una demanda por parte de un empleado o la reclamación de prestaciones por parte del autónomo. Pero además, se adapta a la actualidad e incluye la defensa ante el robo de identidad en internet.